23 mar. 2012

El yerno de los Tous: Culpable sí o sí.

Estos días se ha reabierto la polémica entorno al jefe de seguridad de los Tous. No sé si recordaréis lo que pasó hace casi seis años. Por si acaso, os refrescaré la memoria.

El 9 de Diciembre de 2006, alrededor de las 19h, Lluis Corominas, yerno de los joyeros Tous y, por entonces, coordinador de la seguridad privada de la familia, recibió una llamada telefónica de uno de los auxiliares de control que le informaba que habían entrado unos sospechosos a la finca y que posiblemente iban armados. Al parecer no era la primera vez que Lluis recibía esta peculiar visita, ya que 3 días antes, el 6 de ese mismo mes, los mismos sospechosos decidieron darse una vueltecita por la casa de los Tous. Entonces, visto lo visto, Lluis llamó a los Mossos d'Escuadra informando de la
situación y cogió el coche para dirigirse hacia donde estaban los presuntos ladrones. Al llegar al lugar, encontró un Renault Megane estacionado y al relacionarlo con los hechos ocurridos tres días antes, se acercó con su coche hasta éste. Al llegar se da cuenta de que hay dos personas en el interior del vehículo y que éstas formaban parte del grupo que intentaba cometer un robo en la finca. Al acercarse a ellas con su coche, los dos sujetos del Renault hacen un movimiento brusco. En ese momento, Lluís, según relata en la sentencia, "teme por su vida" pensando que sacarían un arma y le dispararían. Así que antes de que lo hicieran ellos, él se adelanta y saca la suya. Dispara dos veces, pero solo una bala alcanza a uno de los dos ocupantes, quien inmediatamente muere. En todo este tiempo no se separó de su teléfono móvil y mantuvo contacto con el auxiliar de control que le había dado el aviso y que, le informaba de la supuesta peligrosidad de los asaltantes. Pero inmediatamente después de los disparos, al ver las consecuencias de éstos, llamó a los Mossos d'Escuadra reclamando una ambulancia.

Días más tarde, el 15 de diciembre, Lluís pagó 150.000 euros a los familiares de la víctima intentando reparar el daño causado.

Pues bien, por estos hechos, el 21 de Junio de 2009 la Audiencia Provincial de Barcelona juzgó a Lluís Corominas por un Jurado Popular. Y se dictó sentencia. Firme. Y si la sentencia es firme solo queda acatarla. Y no lo digo yo, sino el artículo 118 de la Constitución Española:
Es obligado cumplir las sentencias y demás resoluciones firmes de los Jueces y Tribunales, así como prestar la colaboración requerida por éstos en el curso del proceso y en la ejecución de lo resuelto.
El Jurado Popular decidió que a Lluís Corominas no se le condenara por delito de homicidio. ¿Por qué?
Se pusieron en su lugar, intentaron pensar cómo actuarían ellos si se encontraran en esa situación, y llegaron a la conclusión de que posiblemente habrían hecho lo mismo. Entienden que Lluís mató a un hombre, sí. Pero también entienden que no lo hizo con voluntad plena. Como bien informó durante el juicio, diversos factores (que los ladrones se presentaran tres días antes, que le informaran de que fueran armados, que hicieran un movimiento brusco al acercarse a ellos) produjeron en Lluís la sensación de "temer por su vida". De esa manera se vio "forzado" a disparar contra los asaltantes pensando que éstos podrían también disparar contra él.
Así, en base a todas estas circunstancias, el Jurado Popular matiza que, aunque el acusado ha cometido un homicidio, no puede ser condenado porque actúa en legítima defensa.
Añadir que el veredicto de inculpabilidad que determina el Jurado Popular tiene la misma validez que lo que pueda decidir un Juez o Tribunal sin Jurado Popular. Y ¿ésto dónde lo encontramos? Pues en la Ley Orgáica 5/1995 del Tribunal del Jurado en su artículo 67 y en el segundo párrafo del artículo 14.4 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.
Artículo 67 LO 5/1995. Veredicto de Inculpabilidad.

Si el veredicto fuese de inculpabilidad, el Magistrado-Presidente dictará en el acto sentencia absolutoria del acusado a que se refiera, ordenando, en su caso, la inmediata puesta en libertad.
Artículo 14.4 LECrim. No obstante, en los supuestos de competencia de la Audiencia Provincial, si el delito fuere de los atribuidos al Tribunal del Jurado, el conocimiento y fallo corresponderá a éste.
Con todo y con eso, el lunes nos hacemos eco de esta noticia: El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ordena repetir el juicio al yerno de los Tous. Y, ¿ésto qué significa? Pues que al TSJC no le ha gustado que a Lluís lo absolvieran (o sea, que no lo condenaran) y por ello anula el juicio y propone celebrar uno nuevo, con otro jurado popular distinto, empezando otra vez como si no se hubieran juzgado ya los hechos. 


Y yo me pregunto, ¡¿Pero qué desfachatez es ésta?! ¿Cómo que volver a juzgar los hechos? ¿Es que nos sobra el dinero y el tiempo que tenemos que malgastarlo con un señor al que declaramos inocente? Y no es eso lo más preocupante, aunque viviendo en estos tiempos de crisis los aspectos económicos también deben tenerse en cuenta.

Lo que más me molesta del tema es que el TSJC se crea con el poder absoluto de pisar los derechos del ciudadano ante la justicia. Y, ¿qué derechos son esos?
Pues en primer lugar el derecho a la presunción de inocencia. Desde luego, si se vuelve a repetir el juicio ya de entrada el Tribunal  estará afirmando que no le parece bien que Lluís salga absuelto y por lo tanto que quiere condenarlo porque no lo cree inocente.
Ligado a éste, el derecho a un juicio justo. ¿Cómo vamos a tener un juicio justo si el Tribunal que nos juzga nada más empezar ya cree que somos culpables? Para que haya un juicio justo el Juez o Tribunal que nos juzga debe ser completamente imparcial. Además, el nuevo jurado popular ya estará viciado desde el inicio puesto que el TSJC ya ha decidido que el veredicto de inculpabilidad no es válido. Por poner un ejemplo, el Juez debe actuar como un árbitro en un partido de fútbol. No puede ir a favor de ninguno de los equipos que disputan el partido porque sino el resultado ya estaría escrito y verlo no tendría emoción alguna. 
Y no solo estamos pasando completamente de estos derechos sino que también vulneramos dos principios importantísimos en nuestro sistema judicial. El primero, el principio de in dubio pro reo, es decir, en caso de duda, actuar siempre a favor del reo. Desde luego que, si repetimos el juicio porque el hecho de haber dejado absuelto al acusado no nos gusta, vulnera clarísimamente este principio.
Y, el segundo vulnerado es el principio de non bis in idem, el que nos garantiza que no vamos a ser juzgados dos veces por unos mismos hechos. Vamos, que si hay sentencia firme y declaramos inocente al acusado, no podemos volverlo a juzgar para que finalmente se resuelva el juicio como nosotros queramos.

Desde aquí, si es que sirve de algo, me gustaría preguntar a los Jueces y Magistrados del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña en qué se basan para afirmar que el veredicto de inculpabilidad del Jurado Popular del primer juicio ante la Audiencia Provincial de Barcelona es erróneo y por tanto hay que repetir el juicio con nuevo jurado popular. 

5 comentarios:

  1. Y una duda... ¿No se podría considerar como prevaricación?
    "delito que consiste en que una autoridad, juez u otro funcionario público dicte una resolución arbitraria en un asunto administrativo o judicial, a sabiendas de que dicha resolución es injusta" (Wikipedia)

    ResponderEliminar
  2. Me puedo sumo a la petición. Con que base juridica hacen esto?

    ResponderEliminar
  3. Pues sí, Nuwanda, es el Artículo 404 del Código Penal.

    A la autoridad o funcionario público que, a sabiendas de su injusticia, dictare una resolución arbitraria en un asunto administrativo se le castigará con la pena de inhabilitación especial para empleo o cargo público por tiempo de siete a diez años.

    Estos días se ha hablado de él. Sobretodo relativo a la Ley Sinde-Wert. http://davidbravo.es/articulos-entrevistas/escrito-a-la-seccion-segunda-del-ministerio-de-cultura-75.html

    ResponderEliminar
  4. Pues habría que comunicárselo al TSJC, a quien se haga cargo del asunto o a quien haya tomado la resolución de repetir el juicio... Por si se les ha pasado.... xD

    ResponderEliminar
  5. Esto es España. El estado no puede tolerar que una víctima de un asalto a una vivienda sea absuelta. Hay que proteger a los criminales. Y si es necesario se repite el juicio una y otra vez hasta que la víctima sea condenada.

    ResponderEliminar

Deja aquí tu huella.